Manifiesto

Somos caníbales, pero sin puritanismos. No le hacemos ascos a nada. Caníbales modernos, muy de ahora.

|

Una bacanal no solo la celebra el estómago. La mente también se lo pasa bomba.

|

Nos gusta movernos en los márgenes. Es donde se dan los descubrimientos.

|

La cocina habla por sí sola y transmite la historia de quien está detrás, sea joven o no, sea profesional o aficionado. Tenemos hambre de historias, no de estrellas.

|

Mejor un tomate de aquí que cien de allá. Y cuando toque. Que no pasa nada por echarlos­ de menos.

|

Reivindicamos el papel fundamental de la mujer en la gastronomía. Ayer y hoy. Y no desde un punto de vista romántico. Que se lo han currado y lo seguimos haciendo.

|

Entendemos la gastronomía como algo transversal. La comida lo es todo, pero no todo es comida.

|

Adoramos el aperitivo y veneramos la eterna sobremesa.

|

Alrededor de una buena mesa solo puede sentarse buena gente. Y creemos que, en esto, el azar siempre está de nuestro lado.